ESTE ESPACIO

La palabra MULA tanto en Sanscrito como en Pali está asociada a la Raíz –de un diente o de un árbol–, al origen, al inicio, a la fuente que nutre, las bases sobre las que se construye, los pies, la fundación.

En Yoga Mula se asocia con el chakra mula-dhara –lugar de la raíz–. Situado en la base de la columna vertebral, el chakra mula-dhara está asociado a las necesidades básicas de supervivencia como comer, protegerse del frío, estar a salvo, etc.

Mula también se refiere a la raíz de toda acción, y la raíz de toda acción nace de un pensamiento. A medida que comenzamos a refinar nuestros pensamientos, hacemos conciencia de que no estamos solos y en consecuencia nuestras acciones se alinean en la búsqueda de nuestro bienestar y el de todos los seres a nuestro alrededor.

Mula Yoga es un espacio que co-creamos a cada encuentro. A través de la práctica de Yoga y de Masaje Tailandés buscamos conocer mejor nuestro cuerpo, mente, emociones y sentidos. Cada sesión es una invitación a emprender un camino de conocimiento de sí mismo.

Nutrir la raíz del árbol de la vida para hacer crecer el conocimiento, cultivar el bienestar y cosechar el fruto de la autorrealización.

Si abres tu corazón y te vuelves como un niño, siempre estarás contento, siempre serás feliz. Dharma Mittra

MI CAMINO

Descubrí el Yoga durante mis estudios de Artes Plásticas en la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá. En 2010 al finalizar la formación decidí profundizar en mi práctica personal y gracias al encuentro con mi maestra de Yoga y amiga Adriana Caro conocí a Sri Andrei Ram y a su vez al linaje de Sri Dharma Mittra quienes se han convertido en guías e inspiran mi camino hasta el día de hoy.

Durante el 2013 hice parte de la Formación de Profesores de HATHA-RAJA YOGA (RYS Yoga Alliance- 200h) ofrecida por Sri Andrei Ram con el deseo de aprender cómo integrar los principios de la vida yogui a la vida cotidiana y de servir a otros compartiendo esta bella práctica de auto-conocimiento y auto-cuidado desde el amor.

En 2014 el amor por el Masaje tradicional Tailandés –práctica espiritual Budista– llega a mi vida como complemento y herramienta de enseñanza en mi práctica de yoga a través de Alex Baechler con quien realicé varias formaciones en Colombia y Suiza. Desde 2017 me instalé en Francia; primero en París, donde durante tres años ofrecí clases de Hatha-Radja Yoga en espacios empresariales y no convencionales.

En 2019 conocí a David Lutt y la escuela Lulyani de Osteothai donde comienza mi camino en el aprendizaje del Dynamic Thai Massage –Masaje Thailandés Dinámico– y nace mi interés por conocer a profundidad los vínculos que pueden tejerse entre disciplinas como la Osteopatía y el Masaje tradicional tailandés.

La base de mi práctica reside en compartir con entusiasmo y entrega los conocimientos que he adquirido siguiendo los principios de la tradición que mis maestros me han transmitido. Cada vez que la ejerzo, establezco una relación de atención, cuidado y escucha cuyo centro es la compasión y el respeto del otro.

Hari Om Tat Sat

Natalia Zamudio